La Sociedad del Dios Astado – La Filosofía Cultural del Panteismo

Herne_the_Hunter

Herne ‘el cazador’, personaje originado (quizá, popularizado) por el dramaturgo William Shakespeare. Ejemplo del simbolismo cazador en el ‘Dios Astado’

Una gran necesidad instintiva del ser humano es la de representar los conceptos naturales, y los distintos aspectos filosóficos y espirituales relacionados a la misma adaptación natural, con una simbología de las mitologías que se originan a través de la evolución cultural, basándose en las necesidades y la vida cotidiana de una sociedad, en un determinado momento y en determinado lugar.

Cuando oímos hablar de un dios con cuernos, astado, o cuando oímos solamente sobre la misma cornamenta en lo que a teología respecta, automáticamente nos viene  la mente la clásica imagen judeo-cristiana de Satán, pero, ¿por qué esta imagen, la cual no es más que un fruto erróneo de una visión dogmática, sobre una deidad con cornamenta? Para ello hemos de cuestionar varias preguntas, las cuales a través de la historia, la cultura, la religión y la filosofía, obtendrían pregunta por si solas. Preguntas como “¿Es Satán el único dios astado, o quizá el original?” “¿Qué representa la cornamenta en una deidad?” “¿Qué dicta, y por tanto, qué origina el simbolismo de la cornamenta en una deidad?”

_______________________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________________

Parte I – Satán
Parte II-Pan
Parte III-Loki
Parte IV-Cernnunos
Parte V-Thoth
Parte VI-La Sociedad Cazadora
Parte VI-Ascenso del ser y simbología
Aclaraciones

_______________________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________________

Parte I – Satán

Tú que dijiste en tu corazón: ‘Al cielo subiré, por encima de las estrellas de Dios alzaré mi trono, y me sentaré en el Monte de la Reunión en el extremo Norte. Subiré a las alturas del nublado, y seré como el Altísimo.”
Is. 14-12, 14

satanas

Satanás es tan solo una simple y macabra representación de lo que realmente significa la imagen de un dios astado para la filosofía panteísta.

Según la religión judeo-cristiana, Satán no es mas que una interpretación sobre el máximo exponente del mal que se contrapone a Dios, el cual representa el propio bien en el dogma de las religiones abrahámicas. Satán no es más que un tentador, el mayor pecador, aquel que corrompe el dogma de la sociedad ‘abrahamizada’[1] desde las conductas de una vida salvaje y totalmente caótica. Haciendo caso del azar y confiando en una acracia moral y colectiva. Este es quizá el significado que se le pudiera dar a la imagen del maligno basándonos en la mitología de las religiones abrahámicas.

Pero la imagen del propio Satán está llena de ocultos significados desconocidos para aquel que interprete a Satán en comparación con la monotonía y la simpleza del sistema ‘bimoral’[2]: el ‘bien’ y el ‘mal’, la ‘luz’ y la ‘oscuridad’, el ‘leal’ y el ‘traidor’, el ‘dogma’ y el ‘libre pensamiento’. Satán representa lo que para los monoteístas era la vida arraigada y fraternizada con la vida natural, en sintonía e igualdad con el reino animal y la fauna. En cambio, las religiones monoteístas consideraban al ser humano creado a imagen y semejanza de Yahveh[3], considerando pues que el reino animal, al considerar una forma y un ‘razonamiento’ distinto al del propio homínido, este estaría en escalas inferiores al del reino humano, y aun más, del reino de Dios, cuya entrada está permitida para aquellas obras perfectas de Dios que siguieran el dogma impartido por este.

ovejas-potes

Rebaño de ovejas, guiadas ciegamente a pastar donde dicte su pastor.

Pero además, debemos razonar, ¿por qué la simbología del macho cabrío? ¿por qué una cabra es comúnmente representada para el maligno? Sencillamente, para las religiones abrahamicas, los seguidores de Yahveh deben ser considerados como las ovejas, que finalmente serían pastoreadas a su salvación en el camino del mesías[4] (Jesucristo, Mahoma…), pues es la oveja un animal sumiso y basado en una vida dogmática, siguiendo ciegamente los pasos del pastor que las guía a su salvación, sin un razonamiento ni una actitud de supervivencia voluntaria; un animal que no pone sus límites para experimentar la evolución a través de la supervivencia en un entorno natural, tan solo sigue los límites que su pastor le impone para tener que vivir bajo una pseudo-salvación y a orden de su ‘mesías’. Entonces podríamos analizar que la cabra (animal que a diferencia de la oveja, posee cornamenta gracias a su vida luchadora) es un animal, que comúnmente no es pastoreada, libre y que no sigue los dogmas del ser humano para seguir las necesidades brindadas por un entorno natural modificado por el propio azar, donde tendrá que adaptarse a los distintos peligros, superando sus propios límites con el peligro de sobrevivir o morir.  Es, además, un animal totalmente ofensivo ante los peligros naturales, como contra otros rivales del reino animal, que basa su moral y sus necesidades a la suya y la de los suyos. Totalmente, este significado difiere de la moral judeo-cristiana del ciego seguimiento de las leyes de dios, sean o no, razonables ante las necesidades naturales que son fundamentales para una supervivencia.

Cabras salvajes, luchando por la plena supervivencia que ellos mismos deben brindar a sus autónomas vidas. Además de la cornamenta, las actitudes ofensivas es algo propio de la cabra que marcan sus diferencias con las ovejas.

Es por eso entonces, que la moral de Satán y el macho cabrío, son considerados el mal para cualquier dogma monoteísta. Mientras que las ovejas de dios deben seguir la palabra de Yahveh para sobrevivir, creando en ellos mismos debilidad y sumisión, la cabra debe de mantener un constante trabajo y auto superación (y por tanto, un aprendizaje continuo tanto físico como mental) que las haría superiores[5], por naturaleza, contra aquellos que muestran sumisión y rechazos por la diversa verdad material de la natura.

 En verdad, en verdad os digo: el que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Pero el que entra por la puerta, es el pastor de las ovejas. A éste le abre el portero, y las ovejas oyen su voz; llama a sus ovejas por nombre y las conduce afuera. Cuando saca todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque conocen su voz.
Juan, 10-1, 4.

_______________________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________________

Parte II- Pan

Los espartanos tenían una conducta de guerreros, donde el mayor guerrero, que tras duras pruebas en la naturaleza, era adorado como líder de la sociedad militar de Esparta.

Pero como ya dije anteriormente, la simbología de Satán en las mitologías abrahámicas no son más ridiculas acusaciones hacia el verdadero significado del macho cabrío, la cornamenta, la vida salvaje[6] y el panteismo.[7] Demonizaciones de una forma de vida que difiere de la moral de su propio dios, y que siempre ha acompañado al ser humano desde antes de los primeros indicios de abrahamización en alguna sociedad del mundo. Sin embargo, ¿es entonces Satán una imagen original, creada por el monoteismo semita, o es tan solo un simbolismo procedente de otra cultura anterior que ya haya adoptado esta filosofía del dios astado? La respuesta es totalmente afirmativa. Ya los helenos[8] en su mitología poseían mitos relacionados a la vida salvaje y de una filosofía y moral en igualdad con el resto de seres vivos en el mundo. Una filosofía de superación y supervivencia, como puede darse en el caso de distintas polis griegas como Esparta, donde el luchador más fuerte era el socialmente superior, o

En cambio en Atenas adoraban a los filósofos, estrategas y diplomáticos. Como por ejemplo es el caso de Pericles, un gran estratega ateniense.

en Atenas donde se adoraba al filósofo más relevante del pensamiento libre. Aunque ambas formas de vida mantengan diferencias sociales, mantienen similitudes culturales como la idea de la supervivencia, la vida salvaje adaptada a las necesidades que aporta el entorno natural, y la ley del más fuerte, sea mental o físicamente.

En la mitología griega, podemos encontrarnos con una deidad que dispone de cornamenta, y que era relativamente temido por muchos, y adorado por otros. El semi-dios griego Pan es una de estas deidades. Pan era uno de los dioses de la fertilidad, pero además dios sobre los pastores y los rebaños, demostrando una supremacía sobre estos. Era además, dios de la vida salvaje, la sexualidad, la supervivencia, el anti-dogma…  Este dios ha sido referido siempre como una de las imágenes divinas que representan la naturaleza, por lo que es identificado como un sátiro: un ser mitológico cuyo cuerpo inferior forman las dos patas traseras de una cabra, y en su cabeza posee dos cuernos cabríos. Estamos entonces ante una representación mitológica semejante a la de Satán: el homínido divino que es representado como la cabra, ese animal libre de dogmas que sigue su propia voluntad e impone sus propios límites para sobrevivir en la naturaleza.

a02f4

El semi-dios Pan, sátiro, una deidad representante de la vida salvaje, el anti-dogma y la filosofía propia de la misma naturaleza.

Es por eso que el cristianismo, una religión que adoptó sus dogmas a la religión cultura románica, adoptó la figura del fauno en la mitología romana, la cual se inspria de los sátiros y el mismo dios Pan de la mitología helena,  para dar forma a la imagen de Satán tras la caida del paraiso. Cuando Lucifer dejó los dogmas de dios, retándolo, y siendo condenado al rechazo y la tortura por ser un peligroso enemigo libre de cadenas.[9]

Así pues, Pan es el origen en la etimología de la palabra Panteismo[10], que podría ser algo así como la ”creencia en pan”. Si bien no es una creencia de culto hacia este dios, es una creencia sobre la naturaleza como un dios, y sus distintos entes naturales como dioses. Lo que se interpreta además como que los humanos y los animales, como entes naturales, somos dioses; responsables de nuestros destinos y nuestras situaciones. Así, dioses como Pan, no eran dioses como tal, sino semi-dioses. Divinidades procedentes de algún humano mortal, o simplemente, mortales que por su reputación alcanzaro a ser tan grandes como los dioses. Tal y como se representa en las escenas de Lucifer, tratando de alcanzar un rango mayor al de Yahveh desde sus propias fortalezas y destrezas, sobrepasando y experimentando sus límites.

Rubens pan-and-syrinx-1619

“Pan y Siringa” 1617-1619. Obra de Peter Paul Rubens. Pan asustando a la diosa Siringa, haciéndola entrar en pánico.[11]

También se atribuye a este semi-dios el origen de la palabra “pánico”. Esto es debido a que el mismo hecho de toparse con esta deidad provoca el propio pánico, especialmente a los inocentes viajeros. Otros momentos relacionados al pánico, viene desde la tradición de la siesta, la cual viene de los antiguos helenos y es un culto atribuido a Pan. Se dice que cuando una persona despierta a otra de la siesta, en este momento, Pan aparece para atemorizar a la persona que ha despertado. Esto sea quizá en relación a los malos humores dados en las personas que se despiertan sin haber descansado lo que el mismo cuerpo nos pide. Este significado del pánico tiene un razonamiento lógico y profundo; ya que al ser un dios astado un ser que representa la superioridad natural ante otros que abrazan la debilidad ante una ceguera ideológica, como es el caso de las “ovejas”, este se impone y hace retroceder a aquellos que por naturaleza mantienen una debilidad y una conciencia de supervivencia autónoma bastante nula. Así, al ver el verdadero potencial y fortaleza de la verdadera naturaleza en todo su explendor, estos quedan asustados por el propio instinto natural del miedo.

_______________________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________________

Parte III- Loki

Este dios del panteón germánico[12] se le ha considerado como el “dios astuto”. Hay que tener en cuenta que la astucia no era una virtud mal considera en las culturas politeistas; la astucia, como muchas otras virtudes divinas propias de los mortales, era algo totalmente necesario para la supervivencia en el entorno natural. Sin embargo, para las culturas monoteistas, la astucia es una actitud deshonrosa e incluso castigada, ya que se usaba en ámbitos que podrían estar castigados por los pecados capitales.

Antiguamente, la astucia no era un camino para llegar a la avaricia, sino una estrategia moral para llegar a unos fines que permitan sobrevivir al individuo; en la caza, la astucia era necesaria para engañar a la presa. También en la guerra y en las ‘estrategias políticas’ se ha usado la astucia. Incluso la astucia ha sido representada como una virtud intelectual, en la que era requerida gran sabiduría para saber usar los contextos en favor del engaño. Por lo que la astucia es religiosamente (Y en la actualidad, socialmente) castigada, ya que es una virtud totalmente natural que permite la supervivencia del individuo a través de la razón, la inteligencia y la estrategia.

dsc_0023.jpg

Piedra en la que aparece Loki con dos cuernos en Kirkby Stephen, Inglaterra

Es por eso por lo que podemos ver a Loki representado con unos característicos cuernos, aunque esto no ha sido una práctica usual en las culturas paganas, pero han quedado testimonios cristianos en Gran Bretaña, en especial en tallados sobre piedra, de la representación de Loki, el dios astuto, como un demonio antireligioso con unos dotes naturales que hacen ocultarse a ojos de Dios a través del engaño, y así ser libre de su dogma. Ejemplo de estos testimonios son la representación de Loki en la iglesia parroquiana inglesa de Kirkby Stephen, tallado en una piedra de un metro que data del siglo IX d.C, cuando los vikingos daneses habitaron las zonas de Escocia y las regiones al norte de Inglaterra.

También hay que recordar que Loki ha sido relacionado al Jotun (Gigante) Logi[13], en especial en las mitologías de las culturas germánicas centroeuropeas. Este Jotun, Logi, es relacionado al fuego, un elemento que indica poder y un descubrimiento clave para la supervivencia de los pueblos nómadas, pero que con la entrada del cristianismo a Europa, el islam en oriente y las religiones judías, el fuego se ha relacionado con el inframundo, y un elemento propio de Satán.

_______________________________________________________________________________________________
_______________________________________________________________________________________________

Aclaraciones

[1]- Considerando a las culturas adaptadas a las religiones y la moral del propio pueblo de Israel, como puede ser el cristianismo, judaísmo o islamismo, y las distintas ramas que derivan de estos

[2]- En las religiones monoteístas, por lo general basan la moral en el conocimiento de un sistema bipolar, el cual es el bien y el mal, arriba y abajo, azul y rojo, derecha e izquierda, blanco y negro, cero y uno, yin y yang…

[3]- Uno de los nombres dado a Dios en las religiones judeocristianas propias de distintas biblias, especialmente en el Antiguo Testamento. No se sabe su verdadero nombre, pero es llamado así tras la historia del tetragramatón, cuyo nombre era escrito como YHVH, y pronunciado como Yahveh. También es llamado Jehová en otras biblias tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento.

[4]- El mesías es interpretado como el salvador, hijo de Dios, que predicará su palabra por la tierra a través de discursos y actos, que harán a los rebaños perdidos en el pecado eterno seguir al hijo de Dios. En distintas religiones abrahamicas suele haber un distinto mesías como Jesucristo para la cristiandad o Mahoma para el islam, entre otros.

[5]- Considerando la supremacía como la habilidad y las probabilidades de sobrevivir en el entorno natural. Aquellos que se arraiguen más a las leyes (Que no dogmas) impartidos por la propia naturaleza (Las necesidades), podrán sobrevivir con mas probabilidades en sus propios límites y libertades que aquellos quienes dependen de un salvador.

[6]- Entendiendo la vida salvaje no como una caótica conducta, sino como una vida arraigada a las necesidades para la supervivencia, adaptándose al entorno natural y las selecciones naturales.

[7]- Panteismo es la creencia de que la naturaleza es la viva representación de dios o dioses. Lo que ello conlleva a que los mismos humanos y animales, como partes de la naturaleza, somos nuestros propios dioses, responsable de nuestros destinos y supervivencia. Filosofía dada por regla general a las religiones politeistas, ya que al haber distintos entes naturales (como el bosque, los lagos, el agua, fuego, aire…), la jerarquía y los entes divinos son muy diversos.

[8]- Helenos es la identificación común para los griegos de la época antigua.

[9]- Debemos recordar que Lucifer era la entidad de Satán antes de caer de los cielos. Si bien, en simbología, Lucifer no representa lo mismo que Satán, pero siendo el mismo ente, Lucifer es claro ejemplo de un anti-dogma. Lucifer, poderoso, retó a Yahveh (el dogma), experimentando los límites de su destreza y supervivencia. En tal acto, Lucifer dejó de ser esa poderosa representación de la luz, y pasó a ser el anti-dogma, el contrario a Yahveh en ese sistema bimoral.

[10]- No solo el mismo semidios Pan, sino el término Πν (Pãn), que en griego antiguo, y en filosofía, se refiere al ‘todo’. Es por eso que se atribuye el origen del panteismo al Πάνθειον (Pàntheion), o ‘Panteón’ en castellano, las agrupaciones de dioses en las mitologías politeistas.

[11]- La historia de Pan y Siringa es el origen mitológico sobre la siringa, también conocido como ”Flauta de Pan”, un instrumento de viento formado por distintos tubos hechos de caña. Instrumento que aparece en la mayoría de obras que ilustran a Pan, pues este siempre tocaba dicho instrumento.

[12]- Tengo en cuenta a Loki dentro del panteón germánico, ya que no solo es atribuido en las religiones escandinavas, siendo esta perteneciente a los pueblos germánicos los cuales abarcaron también el centro, este y oeste de Europa. También hacen presencia dioses escandinavos como Odín, Thor, Tyr… Bajo el nombre de Wotan, Wodan y Godan; Donar, Þunor, Tunaer y ÞunraR; Tyz, Ti, Tiw, Tiwaz, Tiu, Te y Ziu; etc.

[13]- También se considera que la atribución de Loki al jotun Logi es un problema en la similitud de la pronunciación de ambos nombres, aunque algunos estudiosos afirman ver la similitud entre Loki y Logi, pues ambos son jotnar, y especialmente en los pueblos germánicos de Europa central se le atribuye a Loki el elemento del fuego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s